Te encuentras en: Home Poesía Diario en America

INTRODUCCION

Descubrir el desnudo es una forma de liberar diferencias, dejar de lado los mitos y lo oculto de cada uno.

FRASES

No se trata de empezar a sentir sino de asumir lo que se siente.

Lo siento, soy esclava de mi libertad.

POEMAS

TOCAME

Tócame
cuando llueve y soy caudal entre tus brazos
cuando lloro y soy tormenta para el mundo.

Tócame
cuando ardo con tus besos
y mis labios se derriten en los tuyos.

Tócame
cuando el amor me ahoga
y seca el sol mis ilusiones.

Tócame esta noche
cuando vuelan mis palabras a tu encuentro
y en tu monte estás cautivo.

Tócame una pierna
y si camino con tu paso he de encontrarte
y si no lo hago ¿acaso he de olvidarte?
¿crees tú?

Tócame en la ausencia
que la vida ha de encargarse de buscarte
y si acaso lo lograra
nadie más que yo podría amarte.

Así que tócame!
tócame el silencio y la alegría
y tócame mucho, que la vida toca
una sola vez.

PREFIERO SER OMBLIGO

Prefiero ser la herida que cura
y no el arma que la causa.

El silencio que absorbe
lo que el ruido destruye.

La sonrisa que traga
la sal de las lágrimas.

Prefiero ser caricia en mano.

El horizonte del atardecer
que sigue firme cuando el sol se ha ido.

La sequedad de la calma
del agua que ha desaparecido.

Prefiero ser promesa,
ser semilla que flor de primavera.

Ser abrigo de paño
y no seda.

La ausencia y no el adiós.

Prefiero ser ombligo.

EN NUESTRAS NOCHES

Me golpea tu ausencia
como a la tierra
el caso de un potro libre
que a ella se aferra.

Tu voz me viste
Abriga mis esperanzas
como un capullo
a un corazón triste.

Me atraviesa el deseo
como un río
caudaloso en mis praderas
como un calor salvaje
que hace arder mis caderas.

Si me torturan tus besos
por una noche
podré entonces morir
en ese derroche;
Que el fuego se hace espuma
en nuestros labios
y en nuestras noches
han de arder pasiones
han de dormir versos
y despertar canciones.

A QUE ME PAREZCO

Me parezco a mis caderas
a tus rabietas y mujeres,
también al beso me parezco cuando quiero.

Cuando amo,
me parezco al sol y a un abismo
a una cerca cuando callo
y me parezco al viento cuando olvido.

Me parezco al monte cuando duermo
y si despierto entre tus brazos,
me parezco a una cesta
frágilmente trenzada por tus dedos.

Mientras siento,
creo que me parezco a una pelusa
que muchos han visto
y tú has percibido.

A una razón me parezco cuando callo
sobreviviendo a preguntas que tú no has necesitado.

Me parezco a una caricia de tu mano
empezando en tus orillas
y terminando nunca.

A ratos me parezco a una arruga de tu colchón
escondiéndome entre tus pliegues.

Me parezco a la vejez con mi melancolía
y a la niñez con mi ilusión.

Me parezco al charango con mi pasión,
al ombligo con mi situación geopolítica.

Sé que me parezco a tu cariño
y tu forma de querer se parece a mí.

SABOR DESNUDO A MIS GUEPARDOS
(Primera parte de cinco)

ITe pintaría de nuevo si pudiera
guepardo de mis sábanas
y sin acento, tan bien!

Rondo tus sueños pequeño
aguacero de ilusiones y promesas
hombre de pestañas espesas.

Me lames cachorro buscando esperanza
y mi leche se acaba y ... y ...
¡deja ya de crecer que te pierdo!

Paseándote entre mi espalda y el cielo
te encuentro algunas noches
hundiendo tus garras en mi futuro
y a veces no puedo más
y te muerdo tan bien...
que sé que no escaparás.

 

 

CLUB DE FANS EN TU PAIS

Sigue a Pancara en: